ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN

Uno de los pilares fundamentales del Centro Gerontológico de Ablaña es la alimentación de nuestros usuarios. Ponemos el mayor cuidado en todo el proceso desde la elección de los ingredientes a la adaptación personalizada de la dieta, pasando por la cuidada elaboración.

"ERES LO QUE COMES"

Seguir una dieta sana y equilibrada es una de las mejores cosas que se puede hacer por la salud. Especialmente en personas de edad avanzada o que sufren alguna enfermedad crónica está demostrado que en la correcta alimentación está la diferencia entre tener o no calidad de vida. En el Centro el trabajo del equipo médico, nutricionista, equipo de cocina está coordinado para ofrecer la mejor dieta para cada caso.

EL PRODUCTO ES EL REY

La elección del producto, la materia prima que utilizamos en las cocinas es la primera parte del proceso, y una de las más importantes. Los productos frescos son de temporada, comprados en proximidad y buscando la máxima calidad.

DIETAS PERSONALIZADAS

Contamos con la nutricionista Veronica que junto el equipo médico establecen el tipo de dieta, y su consistencia si existe o no problemas de deglución, se establece si existe disfagia para líquidos o sólidos o ambas y si precisa o no espesantes para los líquidos y la cantidad del mismo. Se establece si existe o no necesidad de suplementación nutricional según criterio médico. Se valora si tiene sonda nasogástrica se establece el tipo de nutrición y los horarios que lleva, así como los cuidados de sonda que necesite.

Por otro lado, desde el Gerontológico de Ablaña nos preocupamos por la calidad de todos nuestros platos y menús, por eso todos ellos están seleccionados de la cocina tradicional asturiana, manteniendo todos los sabores, aromas y recuerdos de lo clásico con adaptación a lo actual.

El centro cuenta con cocina propia para elaborar y almacenar nuestros productos, completamente equipada para poder sacar el máximo provecho a las materias primas naturales, procedentes de proveedores homologados, sin utilizar aditivos ni conservantes adicionales, ya que abogamos por una alimentación de consumo diario.
Además contamos con un equipo humano de profesionales entre cocineras y ayudantes de cocina encargados de elaborar los suculentos menús. En circunstancias especiales por necesidades del residente se podrán servir las comidas en las habitaciones, las cuales se sirven a través de carros de alimentación cada una en bandejas individuales con tapa, cerradas e isotérmicas para mantener la temperatura de la comida de forma óptima.

 

DIETAS Y REGÍMENES

Bajo el control medico del Centro se pautan las diferentes dietas que los residentes necesitan enmarcados en relación con sus necesidades, situación basal y patología de base. La dieta es variada y garantiza el aporte calórico y nutricional adecuado.

Las principales dietas existentes hacen relación a sus cualidades así se pueden establecer:

DIETA BASAL: dieta equilibrada y normocalórica que garantiza el aporte suficiente de macro y micronutrientes. Su indicación está reservada para residentes que su patología no requiere modificaciones de textura ni nutrientes.   

DIETA FACIL MASTICACIÓN: el objetivo de dicha dieta es adaptar la textura de los alimentos con la finalidad de facilitar la masticación y conseguir una ingesta apropiada en pacientes con problemas orales, ya sean de masticación o de deglución. Los alimentos que incluye esta dieta son de textura sólida y de consistencia blanda.
Ejemplos: pacientes con problemas de dentición, con disfagia a sólidos secundaria a enfermedades neurodegenerativas, etc. 

DIETA TÚRMIX: hace referencia a la dieta que incluye alimentos con textura tipo puré. Indicada para aquellas personas que presentan alteraciones mecánicas y/o motoras de la masticación y/o deglución (disfagia líquidos o sólidos, falta de piezas dentales, etc.). El objetivo de dicha dieta es garantizar un aporte nutricional suficiente y una deglución segura y eficaz. 

DIETA ANTIDIABETICA: indicada para aquellos pacientes diabéticos o con alteración de las glucemias. 

DIETA HIPOCALÓRICA: dieta controlada en energía, indicada para aquellos pacientes que su patología o situación requiere una pérdida de peso.

DIETA SIN RESIDUOS/ASTRINGENTE: dieta que tiene como objetivo disminuir la frecuencia de los movimientos intestinales, incrementando el tiempo de tránsito intestinal y disminuyendo el volumen y la frecuencia de las deposiciones. Indicado en patologías que cursan con diarrea o enfermedades en las que hay inflamación del tracto gastrointestinal. 

DIETA HIPERPROTEICA: dieta con elevado contenido de proteínas indicada en casos de desnutrición proteico-energética, ulceras por presión, etc. 

DIETA BAJA EN GRASAS: indicada en aquellos pacientes que su patología requiere restricción de grasas: enfermedades biliares, enfermedad de Crohn, malabsorción intestinal, etc. 

DIETA HIPOSÓDICA: el objetivo de la dieta controlada en sodio es negativizar el balance de sodio hasta equilibrarlo, mediante una reducción en la ingesta. Indicada como tratamiento sintomático de los edemas y en el control de la presión arterial en casos de HTA.

La asignación de cada dieta es realizada por el médico del centro en colaboración con el nutricionista, y revisado con el fin de poder adaptarse en cada momento a las necesidades de los residentes, queda registrado inicialmente así como las revisiones en el sistema de gestión residencial “RESIPLUS”, de tal manera que así es comunicada al servicio de cocina para su elaboración y a los auxiliares- gerocultores para la administración.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies